Historia

Este pueblo situado, en lugar de paso, entre la meseta castellana y la extremeña, ofrece pequeños datos que son prueba de la influencia histórica que ha recibido.
Muy próximos a él se hayan los límites de la Cañada Real de Mérida y la calzada romana Vía de la Plata, de la que como testimonio y traslado al mismo pueblo se conserva un MILIARIO con una inscripción latina que da fé de la presencia romana en épocas remotas.
Pueden apreciarse también el puente sobre su río y un HERRADERO DE CABALLOS en piedra que data del año 1544. Todo ello da muestra de la importancia geográfica con que contó este lugar y sus orígenes.
Aun así, el edificio más destacado es la IGLESIA PARROQUIAL DE SANTA MARIA MAGDALENA, edificada en planta rectángular con un sola nave dividida en tres tramos por arcos de medio punto y ménsulas molduradas. La torre está situada a los pies, tiene tres cuerpos y se remata en chapitel. El material de la construcción es la mampostería con refuerzo de granito. Dos inscripciones en sus muros orientan de su construcción, 1544 y 1597. En el interior destaca su retablo mayor, de estilo barroco y diferentes imágenes entre las que figura la titular del tempo Santa María Magda